24h País Vasco.

24h País Vasco.

EH Bildu confía en que se logre un gobierno "de progreso" después del "espectáculo" de Feijóo, y que las negociaciones avancen rápidamente.

EH Bildu confía en que se logre un gobierno

La portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, ha expresado su deseo de que, tras el espectáculo de la "no investidura" del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se pueda negociar rápidamente y constituir un gobierno progresista que permita avanzar en temas sociales y de plurinacionalidad.

En una entrevista con TVE, Aizpurua ha explicado que aún no han negociado formalmente con el PSOE para la posible investidura de Pedro Sánchez, pero han mantenido conversaciones preliminares. Sin embargo, hasta que no se resuelva la cuestión de la investidura de Feijóo, no empezarán a negociar seriamente.

La portavoz confía en que una vez se aclare esta situación, después de dos meses de pérdida de tiempo, se pueda negociar rápidamente y formar un nuevo gobierno progresista lo antes posible, ya que es lo que la ciudadanía necesita.

Aizpurua ha reiterado que la investidura de Núñez Feijóo en el Congreso será fallida y lamenta tener que pasar por este "teatrillo", ya que el líder del PP cuenta con los mismos apoyos que hace dos meses. Considera que todo este tiempo podría haberse ahorrado y, de ser así, ya se podría haber formado un gobierno.

La portavoz de EH Bildu se muestra optimista y cree que habrá un gobierno de progreso. Considera que es importante sentar las bases para que este gobierno traiga avances en los ámbitos social y de plurinacionalidad que necesita el Estado y también el País Vasco.

En cuanto a la posible amnistía para el proceso independentista catalán, Aizpurua señala que ningún juez o tribunal va a resolver un problema político, por lo que considera que todo lo que ayude a encaminar los problemas políticos es positivo. Opina que judicializar la política perjudica tanto a la justicia como a la política.

Por último, asegura que los diputados de EH Bildu utilizarán el euskera y el castellano en todos sus discursos, con el objetivo de ser escuchados tanto en el País Vasco como en el resto del Estado, independientemente de si Feijóo utiliza el pinganillo de traducción o no.