24h País Vasco.

24h País Vasco.

El esperado muelle de carga subterráneo del Corte Inglés en Vitoria-Gasteiz estará operativo en marzo.

El esperado muelle de carga subterráneo del Corte Inglés en Vitoria-Gasteiz estará operativo en marzo.

El vado actual en superficie se mantendrá para que lo utilice cualquier transportista y se ganará espacio público para el peatón

VITORIA, 10 Ene. - El muelle de carga y descarga soterrado del Corte Inglés en Vitoria-Gasteiz entrará en servicio en marzo tras prorrogar el Ayuntamiento el contrato suscrito en diciembre de 2019, para que el establecimiento comercial finalice la colocación de una puerta de separación que delimite el espacio que compartirán el Mercado de Abastos y el centro comercial.

Así lo ha asegurado la concejala de Espacio Público y Barrios, Beatriz Artolazabal, a preguntas de EH Bildu y Elkarrekin Vitoria, en la comisión municipal de Espacio Público, Barrios, Movilidad y Tráfico.

Artolazabal ha explicado que se ha prorrogado el contrato, ya que "faltan por finalizar una serie de detalles que se han demorado un poco, dada la complejidad de la obra".

En este sentido, ha expuesto que queda pendiente la colocación de una puerta de separación para delimitar el espacio en el muelle soterrado, que será utilizado de forma colaborativa por los comerciantes del Mercado de Abastos y el Corte Inglés.

Asimismo, faltan por acometer los trabajos de insonorización de la oficina de control, para evitar el ruido por las vibraciones, así como que el Corte Inglés solicite la legalización al Departamento de Industria y el informe de impacto ambiental ante el Ayuntamiento.

"El retraso está asociado a la falta de un vallado para separar las zonas, por problemas de suministro. Al no estar habilitado el portón, se prorroga la obra", ha declarado. Además, ha dicho que resta finalizar la concesión demanial del espacio al Corte Inglés para el uso del muelle de carga, que antes de finalizar enero estará aprobado por la Junta de Gobierno local.

Las entradas y salidas de los camiones al muelle de carga y descarga se realizarán por la misma rampa. "Serán camiones de mucho menor tamaño que los actuales, ya que el Corte Inglés pasará de contar con dos tráileres, a cuatro camiones menores. No se va a producir un aumento de mayor calado en el tráfico", ha asegurado la concejala.

Artolazabal ha precisado que el actual vado en superficie de El Corte Inglés no se limitará al horario nocturno, como hasta ahora, se mantendrá para que lo utilice cualquier transportista de carga y descarga y se remodelará la zona peatonal para ganar espacio público para el peatón.

Según ha defendido, el proyecto pretende mejorar la calidad de vida de los vecinos, al quitar camiones de la superficie para mejorar la calidad del aire y reducir el tráfico de vehículos pesados. "La obra no beneficia al Corte Inglés, sino que obedece a la mejora del entorno, con financiación europea", ha concluido.

La portavoz de EH Bildu, Rocio Vitero, ha recriminado que "la administración paga más del 80% de una obra que será de carácter privativo", al exponer que el Ayuntamiento asume 1,1 millones de euros, por los 486.500 euros que pone El Corte Inglés y ha augurado que "no soluciona los problemas de los vecinos", ya que "se mantiene el vado de carga y descarga en superficie".

Vitero ha cuestionado "el trato amistoso y las buenas relaciones" que mantiene el Consistorio con esta superficie comercial, al "pagarle un muelle de carga", además de destinar 763.000 euros para "reformar la plaza de entrada al establecimiento comercial", con el propósito de dejarla "más bonita".

El concejal de Elkarrekin Vitoria Óscar Fernández también ha censurado el "trato preferencial" que recibe El Corte Ingles por parte de la institución local y ha manifestado que "la obra no soluciona los problemas de tránsito de vehículos en la carga y descarga en la zona", ya que "la entrada y salida al muelle se realizará por el mismo sitio" en un espacio por donde "no pasan dos vehículos a la vez".

"El dinero público cae en saco roto", ha lamentado, para añadir que la salida del muelle, "que debiera estar bajo la pasarela, está inoperativa y va a trasladar el problema del tránsito a la calle de la plaza Santa Bárbara". Asimismo, Fernández ha denunciado que se mantiene el vado en la vía pública para todos los vehículos de carga, lo que va a ampliar el tráfico de vehículos de mercancía en la zona.