24h País Vasco.

24h País Vasco.

El Gobierno Vasco ajusta expectativas de crecimiento: 1,9% este año y 2,1% en 2023.

El Gobierno Vasco ajusta expectativas de crecimiento: 1,9% este año y 2,1% en 2023.

El Gobierno Vasco redujo sus previsiones de crecimiento económico para Euskadi en dos décimas para este año, estimando un 1.9% del PIB en lugar del 2.1%. Sin embargo, aumentó en tres décimas la previsión para 2025, elevándola al 2.1% del PIB frente al 1.8% anterior.

Estos ajustes fueron anunciados en el informe sobre la economía vasca del primer trimestre de este año, presentado por el Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco.

Las proyecciones indican que se crearán 18.000 empleos en cada uno de los dos próximos ejercicios, con una tasa de desempleo del 7% en 2024 y del 6.6% en 2025. Estas estimaciones se basan en los indicadores económicos más recientes, incluyendo las cuentas económicas del cuarto trimestre de 2023 publicadas por Eustat.

El Departamento de Economía señaló que el año pasado estuvo marcado por dificultades en el sector industrial vasco y europeo, provocadas por factores como los altos precios de la energía, el aumento de los tipos de interés, los conflictos geopolíticos y la caída del comercio internacional.

A pesar de estas dificultades, los datos del cuarto trimestre de 2023 confirmaron la resistencia de la economía mundial, que cerró el año con un crecimiento e inflación mejor de lo esperado al inicio del ejercicio.

El Gobierno reconoce que la economía mundial sigue siendo inestable, con una brusca desaceleración en la zona euro y una importante caída en la demanda de productos alemanes por parte de China. En este contexto, las previsiones para la economía vasca en 2024 estarán condicionadas por el primer trimestre del año, que presenta cierta incertidumbre.

El Ejecutivo espera que la evolución sea positiva a lo largo del año, especialmente en la segunda mitad, y que se vea beneficiada por una política monetaria más flexible, tipos de interés más bajos y una menor inflación, así como una mejora en el entorno económico europeo.

Las previsiones del Departamento de Economía apuntan a un crecimiento del 2.1% en la demanda interior de la economía vasca y una contribución neutra del saldo exterior para 2025, impulsada por el aumento de las exportaciones. Sin embargo, la incertidumbre persiste en relación al contexto económico de socios comerciales clave como Alemania.

El sector de servicios sigue siendo un motor de crecimiento para la economía vasca, con un incremento del 2.4% en 2023 y perspectivas positivas para los años siguientes. En cuanto al sector de la construcción, se espera que se vea afectado por los tipos de interés, mientras que el sector industrial tiene proyecciones de crecimiento condicionadas por el entorno exterior.