24h País Vasco.

24h País Vasco.

El tráfico de vehículos pesados y autobuses por el viaducto de Loiola se reanudará el martes.

El tráfico de vehículos pesados y autobuses por el viaducto de Loiola se reanudará el martes.

La Diputación foral de Gipuzkoa ha anunciado que la circulación de vehículos pesados y autobuses sobre el viaducto de la GI-20 en Loiola se reanudará a partir del próximo martes a las 7.00 horas, una vez finalizados los trabajos de instalación de las estructuras apeo. Además, se restablecerán todos los servicios de autobuses de Lurraldebus que se vieron afectados por las restricciones.

En cuanto al paseo peatonal y carril-bici, que también sufrieron interrupciones debido a las obras, se espera que vuelvan a estar disponibles en aproximadamente dos semanas, según lo informado por la institución foral.

El departamento de Infraestructuras Viarias está evaluando alternativas para llevar a cabo la restauración integral de la estructura y el cambio de los tableros de la calzada, con la previsión de que la obra definitiva de rehabilitación pueda comenzar dentro de unos 5 años.

Los trabajos de sostenimiento, que iniciaron en agosto del año pasado, contaron con un presupuesto de 4.840.000 euros (IVA incluido). Durante la actuación, se colocaron estructuras de sostenimiento metálicas en el tramo sobre el río del viaducto, abarcando 111 metros de este tramo de la GI-20.

Se instalaron cuatro estructuras de apeo mediante postes metálicos en el lecho del río y otras dos en tierra, detrás del edificio del club deportivo Ur-Kirolak. Se realizaron rellenos de tierra sobre el lecho fluvial para crear las penínsulas que protegen y sirven de base para las cuatro estructuras ancladas al lecho del río.

Cada estructura de contención en la ría está equipada con cinco torres de apeo, reforzando la calzada en dirección a Bilbao y en dirección a Irun. Estas estructuras tienen bases de 3x20 metros de ancho y las torres de escora tienen alturas entre 7 y 15 metros sobre el río.

Además, se han instalado otras dos estructuras de contención en tierra firme, con un total de 36 torres de escora de menor tamaño y una altura máxima de 5 metros.