Évole expresa su decepción por el discurso poco inclusivo de Ternera y denuncia la polémica generada en torno al documental.

Évole expresa su decepción por el discurso poco inclusivo de Ternera y denuncia la polémica generada en torno al documental.

El reconocido periodista Jordi Évole ha expresado su preocupación por el revuelo causado por el estreno del documental 'No me llame Ternera' en el Festival San Sebastián. En dicho documental se recoge el testimonio de Josu Ternera, exmiembro de ETA, y Évole ha manifestado estar "decepcionado" por el tono poco "conciliador" utilizado por Ternera. Según Évole, su discurso estaba dirigido principalmente a los presos y militantes de ETA, lo que anula cualquier posibilidad de establecer un mensaje de reconciliación. Además, ha señalado que le sorprende que su documental haya generado tanto ruido en un festival en el que se presentan películas de destacados cineastas como Fernando Trueba, J.A. Bayona e Isabel Coixet.

En una rueda de prensa llevada a cabo en el Kursaal, Évole ha expresado su deseo de que se reserve la crítica hacia su documental hasta después de su visionado. Además, ha mencionado que les habría gustado que se hubiera realizado una proyección previa para evitar malentendidos. Tanto Évole como el codirector del documental, Màrius Sánchez, han afirmado estar sorprendidos por la carta firmada por 514 personas (entre ellas, víctimas de ETA, periodistas e intelectuales) en contra del documental, alegando que no esperaban tanta polémica y han asegurado estar satisfechos con el resultado final, destacando el interés periodístico de la entrevista.

Además, Évole ha subrayado la importancia de este testimonio en un momento en el que los jóvenes desconocen la historia reciente de España, citando como ejemplo las encuestas que revelan que muchos jóvenes no saben quién fue Miguel Ángel Blanco. Según el periodista, es necesario mirar hacia el pasado sin miedo, aunque duela, y decidir qué parte de la historia se quiere recordar. Évole ha revelado que la entrevista con Ternera duró nueve horas y que han trabajado durante un año en la edición del documental. También ha expresado su decepción por el tono poco conciliador utilizado por Ternera durante la entrevista, afirmando que este se dirige más a los presos de ETA que siguen en la cárcel que a una audiencia más amplia. De acuerdo con Évole, existe cierta cobardía dentro de la izquierda abertzale a la hora de expresar lo que realmente piensan.

Por otro lado, Évole ha destacado que Ternera no impuso ninguna condición para la entrevista y ha defendido la presencia en el documental de Francisco Ruiz Sánchez, víctima de un atentado, como un acto de justicia. Uno de los momentos más impactantes de la entrevista, según Évole, fue cuando Ternera mencionó el asesinato de María Dolores González 'Yoyes' y explicó que fue una decisión de la organización debido a sus intenciones de reintegrarse. Por último, Évole ha instado a mirar al pasado con valentía y ha argumentado la importancia de conocer el punto de vista de personas como Ternera, incluso si es horroroso. Asimismo, ha respondido a las acusaciones de "blanqueo" del terrorismo afirmando que entrevistar no es blanquear y preguntar tampoco lo es.

Finalmente, Évole ha destacado la diversidad de opiniones dentro del colectivo de víctimas del terrorismo y ha afirmado haber recibido muestras de apoyo hacia el documental por parte de personas que valoraron positivamente su trabajo.

Tags

Categoría

País Vasco