La bandera verde ondea en las playas de San Sebastián al no haber avistamiento de carabelas portuguesas.

La bandera verde ondea en las playas de San Sebastián al no haber avistamiento de carabelas portuguesas.

Este sábado, en las playas de San Sebastián, la bandera verde ondea y se permite el baño en total libertad. Los servicios de socorrismo y la barca de FCC encargada de limpiar los flotantes de los arenales no han encontrado más ejemplares de carabelas portuguesas ni restos de las mismas.

Al principio, se izaron las banderas amarillas, de acuerdo con el nuevo protocolo, pero debido a la falta de avistamientos de carabelas portuguesas y de nuevas picaduras entre los bañistas, se ha decidido colocar las banderas verdes.

El Ayuntamiento de San Sebastián ha aprobado un protocolo de actuación en casos de avistamiento y picaduras de carabelas portuguesas, que han aparecido en las costas vascas en las últimas semanas.

El protocolo divide las playas en subzonas para evitar que, en caso de avistamiento de una carabela portuguesa, se cierre toda la playa, sino solo la zona donde se detectó su presencia. Si se registran picaduras, entonces se procede al cierre total de la playa.

Si se avista menos de tres carabelas portuguesas, se colocará una bandera amarilla en la subzona correspondiente, junto con la bandera que indica la presencia de medusas.

A través de la megafonía de la playa se informará sobre el avistamiento de carabelas portuguesas en la zona de baño y se pedirá precaución al bañarse. El baño seguirá siendo libre, pero con precaución.

En caso de detectar tres o más carabelas portuguesas, se pondrá una bandera roja en la subzona, junto con la bandera de medusas, y se prohibirá el baño en dicha área. Esta información también se transmitirá por megafonía.

El protocolo contempla el cierre total de las playas si se avistan 15 o más carabelas portuguesas. En este caso, se izará la bandera roja en todas las playas y se prohibirá el baño. La megafonía informará sobre esta situación.

Si una persona presenta una picadura confirmada de una carabela portuguesa, o dos picaduras en el lapso de una hora, y se avista más de un ejemplar de esta especie, se izará una bandera roja en toda la playa, junto con la bandera de medusas, y se prohibirá el baño. Además, se difundirá por megafonía el mensaje de que hay medusas peligrosas en la playa y el baño está prohibido.

El protocolo establece que cada dos horas se evaluará la situación, lo que podría modificar o no las banderas. Sin embargo, una bandera roja pasará primero a amarilla antes de llegar a ser verde.

Tags

Categoría

País Vasco