24h País Vasco.

24h País Vasco.

La empresa Build:Inn reporta un bajo crecimiento del sector de la Construcción en el País Vasco durante 2023, por debajo del 1%.

La empresa Build:Inn reporta un bajo crecimiento del sector de la Construcción en el País Vasco durante 2023, por debajo del 1%.

El Build:Inn, Basque Construction Cluster, estima que el sector vasco de la Construcción experimentó un crecimiento por debajo del 1% en 2023, calificando el año como "plano". Sin embargo, prevé un crecimiento del 1,5% para las empresas integradas en el clúster, las cuales facturaron 2.800 millones en 2022.

Según el director general de Build:Inn, Jon Ansoleaga, el clúster cuenta actualmente con 146 socios que representan la mitad de la facturación en el sector de la Construcción y el 18% del empleo generado en el sector. Estos socios no solo incluyen empresas de construcción y promoción, sino también a compañías proveedoras de productos y materias primas, estudios de arquitectura, empresas de ingeniería y compañías tecnológicas relacionadas con el sector.

Ansoleaga afirma que el crecimiento del sector vasco de la Construcción en 2023 fue inferior al 1%, en comparación con el crecimiento de la economía vasca en general. Sin embargo, prevé que las empresas del clúster experimenten un crecimiento aproximado del 1,5% en comparación con 2022, ya que suelen ofrecer una mejor propuesta de valor.

En cuanto a la facturación, Ansoleaga estima que las empresas del clúster cerraron 2022 con una facturación de alrededor de 2.800 millones y espera un aumento algo superior al 1,5% para 2023.

Las previsiones para 2024 son de un crecimiento "plano" en el sector de la Construcción, debido al aumento de los precios de las materias primas y los insumos, así como a la dependencia del sector de la demanda pública, que genera incertidumbre durante las elecciones. Ansoleaga también menciona que los fondos Next no se están ejecutando al ritmo esperado.

A pesar de estos desafíos, Ansoleaga se muestra optimista y destaca la importancia de nuevos proyectos con enfoques más industriales que generen certezas y modelos constructivos estables. También señala que los tipos de interés más estables y la creciente demanda de viviendas son factores positivos para el sector.

Ansoleaga reconoce que uno de los principales problemas es la falta de personal en todos los ámbitos del sector de la Construcción en Euskadi. Destaca la competencia con Madrid, que atrae a muchas personas buscando empleo en el sector. Además, menciona que el modelo actual de la Construcción en Euskadi no es atractivo para los jóvenes y profesionales que buscan reciclarse de otros sectores.

En términos de PIB, el sector vasco de la Construcción representa el 5,9%, pero si se tienen en cuenta todas las actividades de la cadena de valor, representa el 11% del PIB y el 12% del empleo, con una facturación de aproximadamente 7.800 millones de euros y 120.000 empleos en toda la industria de la Construcción.

En cuanto a la transición energética, Ansoleaga afirma que el sector de la Construcción se adaptará, al igual que el resto de sectores de la economía. Destaca la necesidad de colaboración público-privada y considera que el sector está preparado para afrontar este desafío.