PNV pierde un escaño mientras EH Bildu, PSE-EE y el PP obtienen resultados equitativos

PNV pierde un escaño mientras EH Bildu, PSE-EE y el PP obtienen resultados equitativos

Los jeltzales serían vencedores en porcentaje de voto en Bizkaia, con un asiento menos, EH Bildu en Gipuzkoa y los socialistas en Álava

BILBAO, 3 Jul.

PNV, EH Bildu y PSE-EE protagonizarían un triple empate por el primer puesto en las próximas elecciones generales del 23 de julio, con cinco escaños cada uno en el Congreso, mientras el PP obtendría dos y Sumar lograría uno.

De esta forma, el PNV perdería un asiento de los seis que obtuvo en la anterior contienda electoral, en tanto que EH Bildu y el PSE-EE conseguirían uno más, al igual que el PP. Sumar lograría dos escaños menos que los obtenidos hace cuatro años por Elkarrekin Podemos-IU, cuando se adjudicó tres, según un sondeo de previsión de voto para las elecciones generales del próximo 23 de julio, elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco.

Aunque PNV, EH Bildu y PSE-EE obtendrían igual número de representantes en la Cámara baja en cada uno de los tres territorios, en porcentaje de votos los jeltzales sería los primeros en Bizkaia, con un 29% del sufragio, y quedarían desplazados al tercer puesto en Gipuzkoa, donde la coalición soberanista ocuparía el primer puesto (31,8%). El PNV también pasaría del primer al segundo lugar en Álava, al ser superados por los socialistas, con un 24,8% de las papeletas.

La recogida de información del sociómetro fue realizada por la empresa Ikerfel entre el 20 y el 23 de junio de 2023 a través de entrevista telefónica a una muestra representativa de la población de la Comunidad Autónoma Vasca del País Vasco de a partir de 18 años.
En total, se entrevistó a 1.453 personas, 400 de ellas en Álava, 603 en Bizkaia y 450 en Gipuzkoa.

En Bizkaia, el PNV sería el partido más votado, aunque perdería un diputado y pasaría de tres a dos con el 29% de los sufragios, por debajo de 35,22% que logró en las elecciones de noviembre de 2019.

Por su parte, EH Bildu pasaría de cuarta a segunda fuerza por votos, con el 22,8% de los sufragios frente al 15,02% obtenido hace cuatro años y lograría dos diputados, uno más.

El PSE-EE conseguiría mantener sus dos escaños aunque pasaría de segunda a tercera fuerza, con el 21,8% de los votos, por encima del 19,13% de los sufragios de la anterior cita electoral.

El PP conservaría su diputado por Bizkaia con el 10,3% de los votos, por encima de lo que obtuvo en noviembre de 2019 (8,82%) y sería la cuarta fuerza más votada

Sumar, con el 10,2% de los votos, conseguiría un representante, el mismo que obtuvo en las anteriores elecciones Elkarrekin Podemos-IU, que logró el 15,41% mientras que Más País, que ahora se integra en Sumar, consiguió un 1,36% de los sufragios. Por su parte, Vox, con el 3,5% de los sufragios, no obtendría representación, al igual que en los anteriores comicios, en los que consiguió el 2,42% de las papeletas.

La abstención en Bizkaia se situaría en el 39%, por encima de la de noviembre de hace cuatro años, que se elevó al 33,24%.

En Gipuzkoa, EH Bildu -primera fuerza en porcentaje-, mantendría sus dos diputados, con un 31,8% del voto, frente al 25,84% de las elecciones precedentes, por encima del PSE-EE, que también conseguiría dos escaños, y elevaría el porcentaje de voto al 24,5% (18,11% hace cuatro años). El PNV, aunque de nuevo con dos asientos, bajaría del primer al tercer puesto al sumar, en esta ocasión, con un 22,8% del sufragio, 7,7 puntos menos que en 2019.

Sumar no lograría representación (7,8% de votos), por lo que no conseguiría el escaño que Elkarrekin Podemos-IU obtuvo en las elecciones precedentes con un 14,98% del respaldo. Los populares suben en porcentaje, del 6,17 al 8,8%, pero no logran representante, y Vox, también sin representación, se mantiene prácticamente igual con un 2,0% del voto, frente al 1,9% de hace cuatro años.

La abstención, en territorio guipuzcoano sería del 40,5%, lo que supone un aumento de 6,34 puntos más que en 2019.

En Álava, el PSE ascendería del tercer al primer puesto --que ocupa ahora el PNV--, con el 24,8% de las papeletas y un escaño, el que logró en 2019 con un 21,94% de los apoyos. En segundo lugar, también con un escaño, se situarían los jeltzales, con un asiento y el 21,7% de los votos, mientras consiguió al 23,57% de hace cuatro años.

Le seguiría EH Bildu, que repetiría su diputado con un 19,9%, frente al 16,07% de la anterior contienda electoral, y el PP volvería a la Cámara baja con un diputado alavés, gracias al 18,1% del respaldo de los electoras (14,93% en 2019). Sumar, con un 8,9%, no lograría conservar el diputado que Elkarrekin Podemos-IU obtuvo hace cuatro años con el 16,5% del sufragio. Vox, con un 4,0% mantiene prácticamente el respaldo (3,78% en 2019) y sigue sin conseguir diputado.

En Álava, la abstención sobre el censo se elevaría al 38% en las elecciones del próximo 28 de julio, mientras hace cuatro años el porcentaje fue del 33,38%.

Tags

Categoría

País Vasco