24h País Vasco.

24h País Vasco.

Sare asegura: No se aplica una legislación ordinaria normalizada a los presos de ETA, contrariamente a lo afirmado por Itxaso.

Sare asegura: No se aplica una legislación ordinaria normalizada a los presos de ETA, contrariamente a lo afirmado por Itxaso.

BILBAO, 14 Ene. - La plataforma ciudadana Sare ha respondido al delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, refutando su afirmación de que se aplica a los presos de ETA una "legislación ordinaria normalizada". Según Sare, esto es totalmente falso y la situación de los presos es de pura excepcionalidad, algo que Itxaso debería saber.

Los portavoces de Sare, Bego Atxa y Joseba Azkarraga, han valorado la importancia de la manifestación celebrada en Bilbao en apoyo a los reclusos de ETA. Destacaron la participación de decenas de miles de personas y expresaron que este respaldo es fundamental para continuar trabajando en contra de las políticas de excepción.

Según Atxa, "debemos seguir luchando para que los presos, en función de una política penitenciaria normalizada, puedan obtener su libertad". Además, aclaró que no están solicitando privilegios para los reclusos, simplemente están demandando el fin de una legislación diseñada específicamente para ellos, que no guarda ninguna relación con la realidad actual de la sociedad vasca.

Azkarraga rechazó las declaraciones de Itxaso, quien afirmó que se aplica a los presos de ETA una legislación ordinaria. Según Azkarraga, "él sabe perfectamente que lo que se aplica no es una legislación normalizada, sino la misma que aprobó José María Aznar en 2005, cuando ETA estaba activa, y la cual eliminó competencias de los juzgados locales. No estamos en esa misma situación hoy en día". Además, criticó las largas condenas de 40 años y el hecho de que no se tenga en cuenta el tiempo cumplido en cárceles francesas. En resumen, afirmó que la situación es de pura excepcionalidad y Itxaso lo sabe.

En cuanto al respeto de Sare hacia las decisiones judiciales, Azkarraga defendió que son las mismas decisiones judiciales las que deben hacerse respetar. Sin embargo, denunció que es muy difícil respetar estas decisiones cuando están contaminadas por motivaciones políticas. Según él, cuando la política se entromete en la Audiencia Nacional, la justicia sale perjudicada.