Sólido crecimiento económico y considerable aumento de empleo en Euskadi durante el segundo trimestre de 2023.

Sólido crecimiento económico y considerable aumento de empleo en Euskadi durante el segundo trimestre de 2023.

El PIB de Euskadi ha experimentado un crecimiento intertrimestral del 0,4% en el segundo trimestre de 2023, lo que supone un aumento del 1,5% en términos interanuales. Estos datos, proporcionados por el Eustat, revelan un ligero descenso de una décima con respecto a las estimaciones previas anunciadas en julio. Además, el empleo en la región ha aumentado un 0,7% en relación al primer trimestre de 2023, lo que equivale a 14.270 empleos adicionales desde el segundo trimestre de 2022.

Estas cifras, que incluyen toda la información disponible sobre la situación económica actual, muestran una leve disminución en el crecimiento tanto intertrimestral como interanual en comparación con el informe anterior publicado por Eustat en julio. Sin embargo, las estimaciones sobre el empleo se mantienen sin cambios.

Además, también se han incluido revisiones de los agregados anuales para los años 2021 y 2022, que revelan un crecimiento real del PIB del 6,0% y del 5,4% respectivamente. Estas revisiones también afectan a los agregados en términos nominales.

El Eustat también destaca que el PIB nominal de 2022 es un 8,5% más alto que el de 2019, lo que indica un crecimiento significativo en comparación con los niveles anteriores a la pandemia de Covid-19.

En términos de comparación internacional, el crecimiento interanual estimado para el segundo trimestre de 2023 en Euskadi (1,5%) supera los datos económicos de la Zona Euro (0,5%) y de la Unión Europea en su conjunto (0,4%). Por su parte, el informe de Avance de la Contabilidad nacional trimestral de España estima un crecimiento del 1,8% para el país en su conjunto.

En cuanto a la evolución de los distintos sectores, el sector primario ha experimentado una disminución del 6,7% en su valor agregado en términos reales en comparación con el mismo trimestre del año anterior, y del 1,3% en comparación con el trimestre anterior. Por su parte, el sector de la industria ha experimentado una disminución del 0,5%, siendo la industria manufacturera responsable de este descenso con un 0,3% menos. En contraste, el sector de la construcción ha experimentado un aumento del 4,2% en su valor agregado en términos reales en comparación con el mismo trimestre del año anterior, y del 1,2% en comparación con el trimestre anterior.

En el sector de los servicios, se ha observado un crecimiento del 2,1% en su valor agregado en términos interanuales, lo que representa un aumento del 0,4% en comparación con el trimestre anterior. Todas las ramas dentro del sector de los servicios han experimentado un comportamiento positivo durante el último trimestre. El comercio, la hostelería y el transporte han experimentado un aumento del 2,9% en su valor agregado en comparación con el segundo trimestre del año anterior, y un aumento del 0,4% en comparación con el trimestre anterior. El resto de servicios, como las actividades inmobiliarias, profesionales, científicas y técnicas, así como las actividades financieras y de seguros, han experimentado un crecimiento más moderado del 1,4% en términos interanuales y del 0,3% en comparación con el trimestre anterior. Por último, el sector de la administración pública, educación, sanidad y servicios sociales ha experimentado un crecimiento del 2,1% en comparación con el trimestre anterior, y un crecimiento del 0,4% en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

En cuanto a la demanda, se han observado crecimientos interanuales generalizados, aunque el comportamiento en relación con el trimestre anterior no ha sido positivo en todos los casos. El gasto en consumo final de los hogares e ISFLSH ha experimentado un aumento interanual del 1,3%, y un aumento del 1,6% en comparación con el trimestre anterior. El gasto en consumo final de las administraciones públicas ha aumentado un 2,0% en comparación con el segundo trimestre del año anterior, aunque es un 2,5% menor que el trimestre anterior. La combinación del consumo público y privado ha llevado a un aumento interanual del gasto en consumo final del 1,5% y un aumento del 0,7% en comparación con el primer trimestre de 2023.

En términos de inversión, la formación bruta de capital ha experimentado un crecimiento interanual del 2,5%, y un aumento del 0,6% en comparación con el trimestre anterior. La inversión en bienes de equipo ha aumentado un 0,9% en comparación con el mismo trimestre del año anterior, pero ha experimentado una disminución del 0,1% en términos intertrimestrales. Por su parte, el resto de formación bruta de capital, que está más ligado a la evolución de la construcción, ha experimentado un crecimiento interanual del 3,5%, y un crecimiento del 1,0% en comparación con el trimestre anterior. En resumen, la demanda interna, compuesta por el gasto en consumo final y la formación bruta de capital, ha experimentado un crecimiento interanual del 1,7%, lo que la sitúa por encima del crecimiento total del PIB.

Por otro lado, el sector exterior ha tenido una contribución negativa al crecimiento económico durante el segundo trimestre de 2023. Las exportaciones de bienes y servicios han disminuido un 2,5% en comparación con el mismo trimestre del año anterior, mientras que las importaciones han sido un 2,0% inferiores. En cuanto al empleo, se ha observado un crecimiento del 1,5% en comparación con el segundo trimestre del año anterior y un aumento del 0,7% en comparación con el trimestre anterior. La creación de empleo ha sido positiva en el sector de la construcción, la industria y los servicios.

En resumen, el PIB de Euskadi ha experimentado un crecimiento intertrimestral del 0,4% y un crecimiento interanual del 1,5%. Aunque estos datos muestran una leve disminución con respecto a las estimaciones previas, el crecimiento se sitúa por encima de las cifras de la Zona Euro y de la Unión Europea en su conjunto. Sin embargo, el sector primario ha experimentado una disminución significativa en su valor agregado, mientras que otros sectores, como la construcción y los servicios, han mostrado un crecimiento positivo. La demanda interna ha sido un impulso para el crecimiento económico, pero el sector exterior ha tenido un impacto negativo. En términos de empleo, se ha observado un crecimiento generalizado en todos los sectores.

En cuanto a los territorios históricos, Álava ha registrado un crecimiento interanual del 1,6%, Gipuzkoa del 1,5% y Bizkaia del 1,4%. En comparación con el trimestre anterior, Gipuzkoa ha experimentado un crecimiento del 0,4%, mientras que Bizkaia y Álava han registrado un crecimiento del 0,3%.

Categoría

País Vasco