Vitoria-Gasteiz solicita declaración de zona catastrófica tras granizada

Vitoria-Gasteiz solicita declaración de zona catastrófica tras granizada

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha estimado en 1,8 millones de euros los desperfectos ocasionados por la piedra en los edificios municipales, como resultado de una intensa tormenta de granizo que tuvo lugar la semana pasada en la ciudad. Esta situación ha llevado a la alcaldesa, Maider Etxebarria, a solicitar la declaración de zona catastrófica por parte del Gobierno de España. Sin embargo, Etxebarria ha mostrado prudencia debido a la negativa previa del Gobierno ante una petición similar en 2009.

Etxebarria ha explicado que, para que la ciudad sea declarada zona afectada por episodio meteorológico, debe producirse un siniestro que perturbe gravemente las condiciones de vida de la población o paralice los servicios públicos esenciales. A pesar de esto, la alcaldesa ha destacado que esta solicitud es necesaria, ya que los daños ocasionados por la tormenta han sido significativos.

El Ayuntamiento ha estimado que los desperfectos en los edificios municipales ascienden a 1,8 millones de euros. Esta cifra no incluye el daño medioambiental en el arbolado ni los gastos extraordinarios de las labores de limpieza en curso. Los daños afectan a un centenar de edificios e instalaciones municipales, como centros cívicos, centros de mayores, centros educativos, palacios, polideportivos y pistas deportivas. Los daños incluyen roturas, techos hundidos, inundaciones, fachadas afectadas y canalones arrancados, entre otros.

La alcaldesa ha indicado que se procederá a la contratación de los arreglos con la mayor celeridad posible, priorizando los espacios de colectivos vulnerables, los espacios de educación y los espacios con gran afluencia de personas. Además de los daños en los edificios, la tormenta ha causado daños considerables en el arbolado y los parterres de la ciudad. También se están evaluando los daños en los servicios eléctricos, especialmente en la zona suroeste de la ciudad.

Desde el Ayuntamiento se destaca la labor de más de 200 personas que han trabajado diariamente para paliar las consecuencias de la tormenta en labores de limpieza, mantenimiento, espacio público, barrios y seguridad. Aunque se ha logrado recuperar la normalidad en la ciudad, la alcaldesa reconoce que aún hay algunas calles que necesitan más atención debido a la gran cantidad de hojas y ramas caídas. Por último, Etxebarria agradece a los vecinos y comerciantes por su colaboración en la limpieza de las calles en sus áreas de influencia.

Tags

Categoría

País Vasco