24h País Vasco.

24h País Vasco.

Empresas de ambulancias en Euskadi despreciadas por sindicatos durante negociaciones.

Empresas de ambulancias en Euskadi despreciadas por sindicatos durante negociaciones.

En Bilbao, el día 10 de abril, los sindicatos ELA, LSB-USO, LAB, UGT, CCOO y ESK han denunciado la falta de respeto que las patronales están mostrando hacia el sector de las ambulancias en las reuniones de la mesa negociadora. Además, consideran indignante el nombramiento de Ibon Etxebarria, exdirector de Salud, como gerente de La Pau, la mayoría en la patronal de ambulancias, quien previamente había firmado un contrato de transporte no urgente que se renovará en mayo.

Los representantes sindicales que han convocado la huelga en el sector han expresado estas críticas durante la concentración frente a la sede de Salud en Bilbao, antes de una manifestación que culminó en el CRL, donde se llevó a cabo una nueva reunión entre ambas partes.

Los trabajadores, que ya han cumplido más de 50 días de huelga, han convocado una nueva serie de movilizaciones a partir de este miércoles 10 de abril exigiendo la equiparación de las condiciones laborales con el personal de Osakidetza para los trabajadores de estas empresas subcontratadas que prestan servicios de transporte sanitario.

En declaraciones a los medios, Antonio Frechilla de LSB-USO y Antonio Frutos de ELA han coincidido en criticar la falta de avances durante todo el conflicto por parte del Departamento de Salud y de la patronal de transporte sanitario.

En este contexto, ante la reunión de este mismo miércoles, han expresado su escepticismo sobre la posibilidad de lograr avances, ya que las empresas mantienen una propuesta que implica una pérdida del 13% en el poder adquisitivo de los trabajadores.

Además, han lamentado la falta de contacto posterior a la última reunión antes de Semana Santa, señalando que las empresas han mantenido una postura intransigente desde el principio, lo cual es inaceptable para la parte social.

Los representantes sindicales han explicado que el Gobierno Vasco culpa a las empresas de la situación, afirmando que ya han financiado en exceso el servicio, mientras que las empresas privadas argumentan que sus beneficios se destinan a recuperar pérdidas.

Destacando que el 98% del transporte sanitario está externalizado a empresas privadas por Osakidetza, han subrayado la necesidad de garantizar un servicio de calidad para la ciudadanía, y no solo buscar beneficiar a las empresas. Aseguran que un servicio esencial como el transporte sanitario no debería estar en manos de entidades privadas si se pretende proporcionar un servicio de calidad a la población.