24h País Vasco.

24h País Vasco.

El Gobierno vasco insiste en que Siemens Energy no busca rescate, pero sí solicita aval a los gobiernos alemán y español.

El Gobierno vasco insiste en que Siemens Energy no busca rescate, pero sí solicita aval a los gobiernos alemán y español.

Dice que su preocupación es "importante" por la situación "delicada" de la empresa

BILBAO, 14 Nov.

El Gobierno vasco ha expresado su postura respecto a Siemens Energy, empresa con la que tiene un "contacto directo", asegurando que no ha pedido "en ningún caso un rescate", sino que ha solicitado un aval al gobierno federal de Alemania, y se cree que también se ha hecho una solicitud similar al Gobierno de España.

En una rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupiria, comentó la situación de Siemens Gamesa y Siemens Energy, compañía que adquirió el fabricante de aerogeneradores al cien por cien.

Bingen Zupiria destacó que el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente y su consejera, Arantxa Tapia, se encuentran en un "contacto directo" con la gerencia de Siemens Energy, la cual, recordó, es la que ahora tiene el control de Siemens Gamesa.

Según señaló, tienen una "información directa" sobre la complicada situación que atraviesa la empresa, la cual tiene una "grave acumulación de pérdidas".

Zupiria expresó que esta situación no es nueva, ya que desde hace tiempo se vienen acumulando dificultades y una situación económica delicada, lo cual provoca una "importante" preocupación por parte del Gobierno vasco.

El portavoz del Ejecutivo reveló que en las conversaciones que ha mantenido la consejera Tapia con el CEO de la compañía, se les ha aclarado que la empresa no ha solicitado un rescate, sino un aval al gobierno federal de Alemania, y se cree que también se ha realizado una solicitud similar al Gobierno de España.

Bingen Zupiria añadió que la problemática que enfrenta la empresa tiene dos aspectos: uno técnico, relacionado con los procesos internos de trabajo de Siemens Gamesa, y otro financiero, derivado de las dificultades técnicas que afectan a la compañía y que están poniendo en entredicho su situación financiera. Además, se suma la inestabilidad del mercado y la incertidumbre que genera en el sector.

"Por lo tanto, sabemos que la dirección de Siemens Energy está trabajando en ambos frentes, tanto en lo técnico como en lo financiero para hacer frente a esta situación, y esa es la razón por la cual han pedido un aval al gobierno de Alemania y, al parecer, también al Gobierno de España", resumió.