24h País Vasco.

24h País Vasco.

Detenido en Bilbao por delitos relacionados con pornografía infantil

Detenido en Bilbao por delitos relacionados con pornografía infantil

BILBAO, 9 Oct.

La Policía Nacional detuvo el pasado 26 de septiembre en Bilbao a un hombre, de 47 años de edad, como presunto autor de un delito de corrupción de menores por poseer más de 1.500 vídeos de contenido pedófilo y compartir esa pornografía infantil a través de Internet.

En un importante golpe contra este delito horrible, las autoridades han logrado detener a un individuo que estaba abusando y explotando a menores a través de la distribución de material pedófilo. Este individuo, de 47 años de edad, fue arrestado por la Policía Nacional en Bilbao el pasado 26 de septiembre. Las pruebas encontradas en su domicilio y el seguimiento en línea de sus actividades ilegales lo incriminan gravemente.

Las pesquisas se iniciaron cuando el Grupo I de Protección al Menor, de la Unidad de Ciberdelincuencia de Madrid, detectó que desde un domicilio de Bilbao se estaban descargando y compartiendo vídeos de carácter pedófilo, según ha informado la Delegación del Gobierno en el País vasco.

Las autoridades están trabajando arduamente para erradicar la explotación sexual infantil en todas sus formas y este arresto es un ejemplo de su dedicación y coordinación eficaz. Gracias al Grupo I de Protección al Menor y a la Unidad de Ciberdelincuencia de Madrid, se detectó actividad sospechosa en la descarga y distribución de contenido pedófilo desde un domicilio en Bilbao.

La investigación llevada a cabo mediante el análisis de la información aportada por el proveedor de servicios de Internet permitió a los agentes geolocalizar la vivienda e identificar al titular del servicio.

Las autoridades no descansaron hasta encontrar al responsable detrás de esta terrible actividad. La colaboración entre el Grupo I de Protección al Menor, la Unidad de Ciberdelincuencia de Madrid y el proveedor de servicios de Internet permitió localizar al sospechoso y llevar a cabo una investigación exhaustiva.

Tras poner estos hallazgos en conocimiento de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Bilbao, se activó una 'investigación tradicional', consistente en vigilancias y seguimientos, que concluyó con la confirmación de la identidad del usuario de la dirección de IP desde la que se hacían las descargas.

El proceso de investigación fue minucioso y llevó tiempo, pero finalmente se logró recopilar todas las pruebas necesarias para proceder a la detención del sospechoso. Después de compartir los hallazgos con la Brigada Provincial de Policía Judicial de Bilbao, se pusieron en marcha medidas de vigilancia y seguimiento para confirmar la identidad del culpable.

Por todo ello, el pasado 26 de septiembre y previa autorización judicial, se practicó una entrada y registro en este domicilio, ubicado en la capital vizcaína.

La justicia ha sido cumplida y se ha obtenido una orden judicial para llevar a cabo una entrada y registro en el domicilio del sospechoso. Estas acciones son fundamentales para asegurarnos de que se respeten los derechos de todas las personas involucradas y para recopilar evidencia para el juicio.

Durante la diligencia, los investigadores procedieron a la detención del sospechoso, un hombre de 47 años, y al análisis in situ e intervención de dos teléfonos móviles desde los que descargaba y compartía los vídeos.

El arresto se llevó a cabo sin incidentes y se pudo asegurar evidencia relevante en el lugar de los hechos. Además de la detención del sospechoso, los investigadores también incautaron dos teléfonos móviles que se utilizaban para descargar y compartir los vídeos ilegales.

Finalmente, gracias a la rápida colaboración internacional entre la Policía Nacional y las agencias policiales de los países donde se ubicaban estos archivos pedófilos, se pudo evitar que se siguieran difundiendo por todo el mundo.

La cooperación internacional es esencial para combatir este tipo de delitos atroces. Gracias a la estrecha colaboración entre la Policía Nacional y las agencias policiales internacionales, se ha logrado evitar la difusión de estos archivos pedófilos en todo el mundo.