24h País Vasco.

24h País Vasco.

Un diputado vasco propone en Dublin un plan para mejorar el estatus político de Euskadi y Navarra para el 2030.

Un diputado vasco propone en Dublin un plan para mejorar el estatus político de Euskadi y Navarra para el 2030.

Aboga por que en esta década se reconozca su "carácter nacional" y se les dote de "instrumentos suficientes para hacer políticas públicas"

BILBAO, 5 Mar.

El candidato a lehendakari de EH Bildu, Pello Otxandiano, ha planteado este martes desde Dublín, en Irlanda, el horizonte de 2030 para que la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra "den un salto en su estatus político y autogobierno", de forma que se reconozca su "carácter nacional" y se les dote de "instrumentos suficientes para hacer políticas públicas que respondan a los intereses" de su ciudadanía.

Otxandiano emprendió este pasado lunes un viaje a Irlanda que comenzó en Belfast, donde se reunió en Stortmont con Michelle O'Neill, nombrada a finales del pasado mes de febrero ministra principal norirlandesa, después de haber estado "vetada", y haberse "superado el bloqueo" que existía para la conformación del Gobierno, tal como ha recordado el aspirante a la Lehendakaritza de EH Bildu.

Este martes Pello Otxandiano se ha desplazado a Dublín para entrevistarse con Mary Lou McDonald, presidenta de Sinn Féin, y con Eoin O'Broin, Teachta Dála del Dáil Éireann, con amplio bagaje en políticas públicas de vivienda.

En declaraciones a Europa Press, Otxandiano ha recordado que esta misma semana en Nueva York McDonald ha propuesto "un horizonte temporal para la reunificación de Irlanda" que ha situado en el año 2030.

"Creen que es posible acometer este proceso de reunificación de la isla en esta misma década, y vamos a compartir con ella la necesidad también, por nuestra parte, de dar un salto en el estatus político de la Comunidad Autónoma Vasca y también Nafarroa en nuestra soberanía. Necesitamos instrumentos políticos y jurídicos que nos pongan en pie de igualdad con el Estado y nos den las garantías suficientes para hacer política desde el siglo XXI", ha resaltado.

A su juicio, los próximos años, al igual que para Irlanda, serán "decisivos en Euskal Herria en este sentido". "Tenemos que marcar este horizonte temporal de 2030 para que en esta misma década demos un salto en su autogobierno, planteemos un nuevo dimensionamiento del autogobierno que reconozca nuestro carácter nacional y nos dote de instrumentos político-políticos suficientes para poder hacer políticas públicas que respondan al interés de la gente", ha explicado.

Otxandiano ha apuntado que esto se debe producir "en el marco de un debate abierto a nivel del Estado de cómo se reconoce la plurinacionalidad y cómo se le da una respuesta democrática". "Creo que la Comunidad Autónoma Vasca y Nafarroa se tienen que situar en este momento que se ha abierto y plantear la actualización de su autogobierno", ha insistido.

Para candidato a lehendakari de EH Bildu, Irlanda "es una referencia en plantear una solución pacífica y democrática a un conflicto político, y también en plantear políticas que respondan al interés de la gente".

"En estos momentos la agenda pública en Irlanda se pivota mucho sobre el derecho a la vivienda, la situación que se vive en torno a la contingencia habitacional, y está en marcha un proceso para en esta misma década acometer la reunificación de Irlanda", dando "un salto en el estatus quo", y proponer "un proyecto de país que responda a las necesidades de la gente".

"Hay un auge claro de la izquierda soberanista, de la mano del Sinn Féin, y el movimiento republicano ha sido capaz de salir de un contexto de confrontación violenta, a través de la negociación y de las vías pacíficas. Yo creo que esa es la vía para la solución a los retos políticos, no sólo en Irlanda, sino en cualquier contexto geopolítico, como en el caso de Euskal Herria", ha añadido.

El candidato de EH Bildu ha destacado que la designación Michelle O'Neill como ministra principal de Irlanda del Norte demuestra que "los bloqueos están para ser superados, que no se pueden poner puertas al campo y que hay un mandato democrático que, al final, se impone".

"Es el caso del Norte de Irlanda y creemos que también es el caso en la Comunidad Autónoma Vasca. En las próximas elecciones al Parlamento Vasco emanará de las urnas un mandato democrático. Nosotros y nosotras creemos que en ese Parlamento se va a residenciar un mandato a favor de hacer políticas públicas más progresistas y por avanzar en mayores cuotas de soberanía", ha indicado.

A su juicio, la próxima Cámara vasca "va a ser abrumadoramente soberanista". "Es posible que haya 55 escaños de 75 que sean favorables a mayores cuotas de soberanía y, seguramente, haya una mayoría absoluta también de izquierdas", ha indicado.

Por ello, ha abogado por "implementar ese mandato democrático". En todo caso, ha afirmado que la Comunidad Autónoma Vasca "no se puede gobernar con mayoría absoluta" porque "la sociología del país es la que es" y, por lo tanto, "hacen falta gobiernos de cooperación".

"Hay que cooperar entre las fuerzas políticas y también con los agentes estratégicos de la sociedad. Y la cooperación se tiene que articular sobre un proyecto de país que recoja ese mandato democrático que va a expresar la sociedad vasca en las siguientes elecciones", ha señalado.

A su juicio, se debe abordar un debate en los próximos años sobre el desarrollo de los tres territorios históricos de la Comunidad Autónoma Vasca "con una perspectiva de medio y largo plazo".

Pello Otxandiano se ha mostrado convencido, asimismo, de que deben terminar los "pactos excluyentes" que se produjeron en las pasadas elecciones municipales y forales, para evitar que EH Bildu accediera al gobierno en Gipuzkoa, Durango o Vitoria-Gasteiz.

Para el aspirante de la formación soberanista a la Lehendakaritza, se trataba de acuerdos entre partidos, como el PNV y el PSE-EE, "que no respondían a un proyecto político, un proyecto de país, sino que lo que sumaban era intereses de partido y cortoplacistas". "Esa política está muy agotada", ha manifestado.

Pello Otxandiano ha apuntado que, "entre EH Bildu y el PNV, entre el PNV y el PSE-EE, y entre el PSE-EE y EH Bildu, hay grandes diferencias en términos sociales y nacionales". "No estamos de acuerdo en muchas materias, pero estamos obligados a cooperar", ha indicado.

Las posibilidades para configurar el Ejecutivo pueden ser, a su entender, "muy distintas", pero cree que ahora se está en precampaña, y este es momento de plantear "cuál es el momento que vivimos, cómo está este país en este momento histórico de grandes cambios, cuáles son los retos que tenemos que afrontar, cómo se afrontan y qué políticas se requieren de gobernanza cooperativa".

"Después vendrán las elecciones y de las urnas emanará un resultado, y todos los partidos políticos vamos a tener que respetar y hacer nuestro el rol que nos asigna a la sociedad vasca. Más tarde, vendrá el momento de hablar de pactos de gobierno y cómo articular la gobernabilidad. Ahí las configuraciones pueden ser muy distintas o muy diversas", ha reiterado.

En este sentido, ha apelado a formar "gobiernos con propósito" y dejar a un lado los que "no suman voluntades ciudadanas y no responden a un proyecto de país a medio y largo plazo, sino que suman intereses partidistas cortoplacistas".