La huelga feminista desata piquetes informativos y una cacelorada en la Gran Vía de Bilbao frente a Diputación.

La huelga feminista desata piquetes informativos y una cacelorada en la Gran Vía de Bilbao frente a Diputación.

En la mañana de hoy, la Gran Vía bilbaína ha sido testigo de la presencia de piquetes informativos en respuesta a la convocatoria de huelga feminista realizada por el Movimiento feminista de Euskal Herria y los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, Ehne, Etxalde y CGT. Durante este recorrido, los manifestantes han hecho una parada frente a la sede de la Diputación foral, donde se ha llevado a cabo una cacerolada.

Esta protesta forma parte de una serie de acciones llevadas a cabo en el marco de la huelga general feminista que tiene como objetivo principal luchar por el "derecho colectivo al cuidado" y exigir un sistema de cuidados "público y comunitario".

Después de realizar manifestaciones lentas desde diferentes puntos como Juan de Garay, La Salve, Enekuri y San Mamés, lo cual ha dificultado el acceso a Bilbao en las primeras horas de la mañana, los piquetes informativos se han dirigido hacia la Gran Vía. Desde allí, marcharon hasta el Palacio Foral, acompañados, según los convocantes, por miles de personas.

Una vez frente a la sede de la Diputación, se llevó a cabo una cacerolada como muestra de solidaridad hacia las trabajadoras del hogar y de los cuidados, quienes no pueden participar en la huelga debido a que no pueden abandonar sus puestos de trabajo.

En el transcurso de la manifestación por la Gran Vía, varios comercios han decidido cerrar sus puertas, incluyendo El Corte Inglés y Primark. Las huelguistas se han posicionado frente a las tiendas que permanecían abiertas, exigiendo su cierre con consignas como "Este comercio se tiene que cerrar".

Actualmente, los manifestantes se dirigen hacia el Ayuntamiento de Bilbao, donde está prevista la realización de una performance que recreará la celebración de un pleno municipal.

Tags

Categoría

País Vasco